viernes, 15 de noviembre de 2013

   Hoy  he  conocido  a  una  persona  llena  de  vitalidad,  a  pesar  de  que  había  sido  recientemente operado  de  la  garganta.  Contagiaba  tranquilidad  y  bienestar,  y  eso  no  se  puede  decir  de  todo  el mundo.

   Manuel,  que  así  se  llama  el  compañero  de  habitación  de  mi  padre  en  el  Hospital  de  la Princesa, es  políglota,  escritor,  pintor,  y  no  es  hablador.  Él  se  comunica.  Y  sus  gestos  son  lo  más expresivos  que  podáis  imaginaros.
   Este  es  el  retrato  que  me  ha  hecho:
   
   
   La  dedicatoria  decía  lo  siguiente:  «Al  joven  filólogo  hispánico  William  the  Conqueror.  Cordialmente,  Manuel».
   Y  uno  se  queda  más  contento  que  unas  castañuelas.
 
   Este  es  el  retrato  que  Manuel  ha  hecho  de  mi  padre.

   Su  página  web  es  esta:  http://vonziegler.tripod.com/

   Quiero  terminar  esta  hoja  del  blog  con  unas  palabras  que  ha  escrito  en  un  papelito.  Hoy  Manuel no  podía  hablar  porque  estaba  recién  operado,  como  he  dicho:
   «Si  me  alaban,  y  para  no  caer  en  la  estúpida  vanidad,  me  insulto  grave  y  terriblemente.  Io  sono  una  merda  apunta  in  un  bastone».
 
   Son  los  encuentros  con  las  personas  los  que  hacen  la  vida  más  interesante,  ¿no  creen?

1 comentario:

  1. Hola soy tetraplejica y ayer venia del HOSPITAL DE LA PRINCESA cuando coincidi en el autobus con este señor y tambien me hizo un retrato. No todos los dias alguien a cambio de una sonrisa, te hace pasar un rato agradable. De nuevo me gustaria darle las GRACIAS .

    ResponderEliminar