viernes, 28 de julio de 2017

«Se  levanta,  saca  de  un  cajón  un  cuaderno  bastante  grueso  con  la  cubierta  algo  desgastada  y  me  lo  da.  Es  el manuscrito  de  Esperando  a  Godot.  Es  un  cuaderno  con  las  hojas  cuadriculadas,  con  papel  de  la  época  de  la  guerra,  gris,  áspero,  de  mala  calidad.  Las  únicas  páginas  escritas  son  las  de  la  derecha,  cubiertas  de  una  escritura  difícilmente  legible.  Lo  hojeo  con  emoción.  En  la  última  parte  ha  escrito  también  en  la  izquierda,  pero  para  leer  hay  que  dar  la  vuelta  al  cuaderno.  Efectivamente,  el  texto  no  tiene  ningún  retoque.  Mientras  yo  intento  descifrar  algunas  réplicas,  él  musita:
 
—Todo  ocurría  entre la  mano  y  la  página.»

«Posiblemente  no  haya  sino  caminos  equivocados.  Sin  embargo  hay  que  encontrar  el  camino  equivocado  que  te  conviene».  (Samuel  Beckett).

Encuentros  con  Samuel  Beckett,  Charles  Juliet,  Siruela,  Madrid,  2006.

Traducción  de  Julia  escobar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario