lunes, 31 de marzo de 2014

«También  contó  la  patrona  la  historia  de  su  padre.  Eran  de  Cuenca.  Allí  había  conocido  ella  a  su  marido.  Su  padre  era  labrador  y  tenía  algunas  tierras.  Una  tarde  se  durmió  arando  con  los  bueyes.  Y  como  no  volvía  el  arado,  los  bueyes  siguieron  y  se  salieron  del  campo.  El  hombre  seguía  andando,  con  sus  manos  en  la  mancera.  Iban  hacia  poniente.  Tampoco  a  la  noche  se  detuvieron.  Pasaron  vados  y  montañas  sin  que  el  hombre  despertara.  Hicieron  todo  el  camino  del  Tajo  y  llegaron  a  Portugal.  El  hombre  no  despertaba.  Algunos  vieron  pasar  a  este  hombre  que  araba  con  sus  bueyes  un  surco  solo,  largo,  recto,  a  lo  largo  de  las  montañas,  al  través  de  los  ríos.  Nadie  se  atrevió  a  despertarle.  Una  mañana  llegó  al  mar.  Atravesó  la  playa;  los  bueyes  entraron  en  la  mar.  Rompían  las  olas  en  sus  pechos.  El  hombre  sintió  el  agua  por  el  vientre  y  despertó.  Detuvo  a  los  bueyes  y  dejó  de  arar.  En  un  pueblo  cercano  preguntó  dónde  estaba  y  vendió  sus  bueyes  y  el  arado.  Luego  cogió  los  dineros  y,  por  el  mismo  surco  que  había  hecho,  volvió  a  su  tierra.  Aquel  mismo  día  hizo  testamento  y  murió  rodeado  de  todos  los  suyos».

(Industrias  y  andanzas  de  Alfanhuí,  Rafael  Sánchez  Ferlosio).

jueves, 27 de marzo de 2014

Aprenda español con canciones y (XL)

•Escucha  la  canción.  (1  punto).



•El  grupo  que  canta  esta  canción  se  llama  Alameda.  ¿Qué  es  una  alameda?  (2  puntos).  Define  las  siguientes  palabras:

-Rosaleda.
-Robledal.
-Hayedo.
-Pinar.
-Limonar.
-Chopera.

•Trabajo  con  las  preposiciones:  (2  puntos).

-Cerca  del  Guadalquivir  hay  un  patio  con  un  limonar.

Cambia  las  preposiciones  por  otras.  Ejemplo: 

-Bajo  el  Guadalquivir  hay  un  patio  sobre  un  limonar.  ¿Cómo  sería  eso  posible?  Busca  otras  posibilidades.

•¿Habías  oído  /  leído  alguna  vez  la  palabra  zaguán?  ¿Y  umbral?  ¿Crees  que  hall  es  una  palabra  del  español?

Relaciona  las  tres  palabras  y  di  cuál  te  parece  más  apropiada  para  un  contexto  coloquial.  (2  puntos).  

•Describe  a  tu  manera  una  noche  andaluza  de  luna  llena.  (hasta  3  puntos).
Cómo dice Te Quiero un Creador from nuevenovenos on Vimeo.

jueves, 20 de marzo de 2014

Práctica de las neuronas espejo

Cuando  estalló  la  bomba  yo  estaba  saliendo  del  autobús  para  ir  al museo  sefardí.  Lo  recuerdo  bien  porque  cada  día  hago  el  mismo  trayecto.  Espera.  Ese  día  había  huelga.  Es  verdad.  El  día  que  estalló  la  bomba  no  fui  a  trabajar.  O  sí.  Me  hace  dudar.  A  ver.  No.  Sí.  El  día  que  estalló  la  bomba  no  fui  a  trabajar.  ¿Recuerda  que  no  trabajo?  El  día  que  estalló  la  bomba  estallaron  muchas  otras  cosas.

Mi  padre  solía  decir:  "en  todas  las  casas  cuecen  habas".  Ahí  es  donde  quería  llegar.  Una  cosa  lleva  a  la  otra.  Que  si  bombas,  que  si  habas.  Ese  día  había  huelga.  Es  verdad.  En  todas  las  casas  estallan  bombas.  Habas  contadas.  Espere  un  momento.  Creo  que  algo  de  mi  relato  no  guarda  relación  con  lo  que  me  ha  preguntado. No  sé  si  sabrá  que  aprendí  a  fabricar  explosivos  caseros  un  día  de  mucha  lluvia.  Sé  que  eso  no  es  importante.  Yo  no  quería  que  ocurriera,  pero  a  veces  es  inevitable.  Sí.  Lo  sé.  Qué  quiere  que  le  diga.  Aquí  también  se  cuecen  habas.

Hoy  quemo  los  recuerdos  como  el  día  de  marras  quemé  la  camisa  a  cuadros  que  llevaba  puesta.  Repito  que  yo  no  quería  que  ocurriera.  Y  son  las  dos  y  cuarto.  Ya  no  puedo  pedir  perdón  por  el  daño  que  causé  porque  nadie  me  creería.  No  sé  si  sabrá  que  aprendí  a  fabricar  explosivos  caseros  un  día  de  mucha  lluvia.

¿Por  qué  lo  hice?  ¿Cómo  podré  recuperar  la  confianza  de  los  que  antes  me  querían?  ¿Qué  le  lleva  a  un  hombre  a  hacer  daño  a  otros?  ¿Me  escucha?  De  pequeño  solía  salir  a  jugar  a  las  canicas.  En  verano  sobre  todo.  Ya  sabe  que  en  verano  las  horas  se  estiran,  las  habas  se  cuecen,  las  bombas  estallan.  Pues  tengo  miedo  a  las  canicas.  Nadie  lo  sabe.  Usted  puede  considerarse  un  privilegiado.  A  otras  personas  les  dan  miedo  las  arañas;  amímedanmiedolascanicas.

Que  sea  el  responsable  de  la  explosión  no  me  convierte  en  un  asesino.  Es  como  cuando  llueve,  como  cuando  llueve  mucho  y  no  sabes  qué  hacer  y  te  pones  a  investigar  cómo  se  hacen  explosivos  y  te  llega  ese  olor  a  tierra  mojada  por  la  lluvia  y  piensas  que  cuando  estés  muerto  la  tierra  que  rodea  tu  tumba  también  se  mojará  por  esa  lluvia.

¿Que  qué  echaré  de  menos?

•Arreglar  el  jardín.
•Andar  descalzo.
•Decir  gracias  muchas  en  lugar  de  muchas  gracias.
•Una  pulsera.
•Dos  ojos.

Pero  ahora  que  lo  pienso  estoy  bien  como  estoy.  Es  el  destino  de  los  que  han  cometido  algún  error  grave.  ¿Acaso  usted  es  perfecto? 

Mi  nombre  es  Señor,  Señor  Cualquiera.  Tenía  veintinueve  años.  De  Murcia.  Era  panadero.

(Guillermo).

domingo, 16 de marzo de 2014

«Sebastián  no  era  gran  cosa,  ya  se  ha  dicho,  aunque,  eso  sí,  era  bilingüe  y  a  veces  se  entretenía  corrigiendo  traducciones  ajenas.  Traducciones  de  poesía  que  no  le  parecían  acertadas  y  que  le  irritaban.  Ahora  estaba  con  Blake,  después  de  haber  dejado  a  Milton  por  imposible,  y  a  su  manera  de  entender,  estaba  haciendo  un  buen  trabajo.  
  Por  más  que  no  hiciera  nada  con  ellas,  estas  correcciones  ocupaban  con  frecuencia  la  mayor  parte  de  su  tiempo. No  pretendía  enmendarle  la  plana  a  nadie,  y  sabía  que  no  hay  oficio  más  exigente  y  peor  pagado  que  el  de  traductor,  pero  no  podía  dejar  pasar  una  mejora  si  descubría  la  causa  del  problema.  Corregía  sin  cesar  lo  que  otros  hacían,  pero  no  presentaba  el  resultado  de  su  esfuerzo,  ni  tenía  interés  en  demostrar  que  su  pericia  era  mayor  que  la  de  nadie,  le  bastaba  con  saber  que  algo  escondía  una  solución  mejor,  y  que  él,  precisamente  él,  la  había  encontrado.  No  era  su  orgullo,  en  cualquier  caso,  el  que  buscaba  levantar,  sino  el  orgullo  del  poema».

«—Y  eso  de  escribir,  ¿cómo  es?  Algún  día  me  gustaría  a  mí  escribir  algo,  pero  no  sé  muy  bien  cómo  se  hace.
—Yo  tampoco.
—Venga,  hombre,  si  es  escritor  algo  sabrá.  Se  lo  inventa  uno  o  va  contando  las  cosas  que  le  pasan.  Porque  yo  podría  contar  un  montón  de  cosas.  Pero  no  tengo  tiempo.  Yo  es  que  cada  día  me  lío  haciendo  mil  cosas.
—Todo  el  mundo  piensa  que  su  vida  podría  ser  una  novela.
—¿Y  no  es  verdad?
—No.  Una  novela  es  una  novela.  No  tiene  que  ver  con  la  vida.

[....]

—Usted  no  podría  escribir  nunca  un  libro.
—¿Y  cómo  es  eso?
—Verá  usted  —dijo  ya  un  poco  indignado—,  hay  un  libro  precioso  que  se  llama  Veinte  mil  leguas  de  viaje  submarino.  Lo  escribió  Julio  Verne  y  trata  de  un  mundo  debajo  del  mar. ¿Y  sabe  qué  hay  exactamente  a  veinte  mil  leguas  debajo  de  la  superficie  del  mar,  en  realidad?
—No...
—Nada.  A  esa  profundidad  no  hay  absolutamente  nada, todo  lo  que  había  debajo  del  mar  en  ese  libro  lo  puso  Julio  Verne.  Hasta  el  último  pez.
—Entonces  es  todo  inventado.
—Exactamente.  En  un  libro  no  hay  nada  que  no  esté  escrito  por  gente  como  yo,  que  podrían  hacer  otra  cosa  pero  que  hacen  esto,  corrijo,  que  no  podrían  hacer  otra  cosa  y  que  tal  vez  por  eso  hacen  esto».

Ya  solo  habla  de  amor,  Ray Loriga. 

viernes, 14 de marzo de 2014

«Con  su  venida  de  lejanas  tierras
trae  el  anuncio  de  un  tiempo  favorable,
abre  sus  alas  de  ébano,
viste  sus  pechos  de  marfil  y  ríe
con  carcajadas  de  sándalo».

El  cálamo  del  poetaAbû Tammân Ibn Rabâh de Calatrava.


Fotografía  de  Leila  Amat.

viernes, 7 de marzo de 2014

«Chatterton,  cuyo  padre  había  muerto  tres  meses  antes  de  su  nacimiento,  está  considerado  como  el  mayor  y  más  genial  falsificador  de  la  historia  de  la  literatura.  Los  miembros  de  su  familia  ocupaban  tradicionalmente  el  cargo  de  sacristanes  en  la  iglesia  de  St.  Mary  Radcliffe.  Ello  le  permitía  el  acceso  a  los  archivos  de  la  biblioteca,  que  le  suministraron  el  material  para  crear  el  mundo  imaginario  de  Thomas  Rowley,  un  monje  desconocido  del  siglo  XV,  cuyas  obras  pretendía  haber  descubierto».

Antología  de  poetas  suicidas  (1770-1985),  José  Luis  Gallero,  Madrid,  1989.  


jueves, 6 de marzo de 2014


A  Fernando  Ruiz  Grande



Hay  los  buenos,
los  que  lo  parecen,
los  que  hubieran  podido  serlo
y  no  lo  son,
los  que  han  podido  serlo,  lo  son,
pero  puede  que  dejen  de  serlo,
los  que  no  lo  son  pero  creen  que  sí,
los  que  saben  que  no  lo  son  y  no  les  importa,
y  hay
los  que  saben  que  no  lo  son
pero  luchan  por  serlo
y
lo
consiguen.

(Guillermo).

miércoles, 5 de marzo de 2014

«No  es  preciso  exponer  con  detalle  [pero  acaso  no  sea  inútil]  cuánto  importa  desarrollar  hábitos  de  lectura  en  los  jóvenes,  que  puedan  continuarse  en  la  edad  adulta.  Hay  acuerdo  unánime  en  que  tales  hábitos  fortalecen  la  personalidad  del  adolescente,  afinan  su  sensibilidad,  enriquecen  su  conocimiento  del  mundo  y  de  los  hombres;  le  enseñan  cómo  los  sentimientos,  las  creencias  y  las  costumbres  han  sido  diferentes,  han  evolucionado  y  han  llegado  a  ser  como  hoy  son.  El  lector  relativiza  así  sus  prejuicios,  se  aleja  de  dogmatismos,  funda  sus  propias  convicciones,  comprende  a  los  demás  y  se  hace  más  celoso  de  la  libertad  propia  y  ajena.  Por  otra  parte,  la  lectura  aumenta  la  capacidad  expresiva,  mediante  la  asimilación,  muchas  veces  por  simple  ósmosis,  de  léxico,  giros  sintácticos  y  tonalidades  diversas  de  la  lengua,  en  sus  diferentes  registros.  Cosas  todas  ellas  necesitadas  de  una  nueva  y  vigorosa  pedagogía,  con  vistas  a  un  progreso  verdadero  de  nuestra  sociedad».

Palabras  de  Lázaro  Carreter  en  Antología.  Lecturas  complementarias  para  el  Bachillerato.  Madrid,  Anaya,  1998,  Fernando  Lázaro  y  Vicente  Tusón. 

sábado, 1 de marzo de 2014

Aprenda español con canciones (XXXIX)

•Escucha  la  canción.  (1  punto).



   Como  siempre,  para  entender  la  canción  no  es  imprescindible  entender  todas  las  palabras.  El  contexto  puede  ayudar  a  comprender  de  qué  se  está  hablando.  En  esta,  además,  está  la  dificultad  extra  de  que  se  trata  de  un  hablante  que  habla  una  variedad  distinta  al  español  de  España.  Eso  no  nos  va  a  suponer  ningún  problema.  
¡Ánimo!
¡Y  que  llueva  café!

•¿Cuál  es  el  origen  de  la  palabra  "ojalá"?  (1  punto).

•Juan  Luis  Guerra,  quien  canta  la  canción,  quiere  que  llueva  café  en  el  campo  y  que  caiga  un  aguacero  de  yuca  y  té.  Expresa  del  mismo modo  un  deseo.  Por  ejemplo:  ojalá  que  bajen  el  precio  de  la  gasolina.

¿En  qué  modo  está  el  verbo  que  va  tras  el  verbo  de  deseo?  (2  puntos).

Explica  con  tus  palabras  qué  significaría  para  ti  que  lloviera  café  en  el  campo.  ¿Te  ha  parecido  una  canción  triste  o  alegre?  ¿Por  qué?  (2  puntos).

•Elabora  un  menú.  Tiene  que  aparecer  parte  del  vocabulario  que  aparece  en  la  letra.  (Queso  blanco,  miel,  arroz,  fresas, café).  (Hasta  4  puntos).