jueves, 4 de julio de 2013

No es un curso de verano más

                Los recién llegados quieren volver y dicen: “me he sentido como en casa, sois como una familia. Muchas gracias por el trato recibido”. Supongo que no se puede pedir más. Y es que veinte años no se cumplen todos los días. Aquí el término repetidor tiene toda la carga positiva imaginable. Yo estoy feliz de haber sido repetidor muchas veces, y de ver que hay otros muchos que también repiten.
                El curso de verano sobre literatura contemporánea de la Universidad de Alcalá que organiza Pedro Carrero Eras (muchos años junto a Antonio del Rey Briones) ha cumplido ya veinte años. ¿Cuál es la clave? La profesionalidad de sus conferenciantes, el lugar en el que se celebran (la Facultad de Educación de Guadalajara, antigua Escuela de Magisterio), y alguien con el valor de enseñar que hay otros caminos.  
                Este año se titulaba Literatura hispánica contemporánea: los viajes. Lamento no haber podido asistir de manera regular, pues también ha participado Milagros Salvador, pero escuchar a Enrique Gallud Jardiel una vez más ha sido estimulante. También he podido seguir aprendiendo del profesor Joaquín Rubio Tovar.

                ¡Felicidades! 


1 comentario: