sábado, 24 de marzo de 2012

¡Que tengamos suerte!

«Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente».

Podemos decir que en esta obra de teatro no sobra nada. El trabajo actoral —brillante— nos recuerda a veces a los mágicos Tricicle. Que aparezca en las primeras líneas el nombre de una influencia sacada de la manga no es simple publicidad. Por otro lado, en cuanto a la estructura de la obra se refiere, es algo novedoso, al menos para mí, que soy espectador esporádico e inexperto.

Si fuera crítico teatral diría sin rodeos que es una obra que merece ser vista como método de saneamiento mental. O por puro pasar un rato agradable. Pero como soy el que va al teatro porque la televisión da miedo, simplemente os digo que si tenéis la oportunidad de verla, hagáis lo posible por disfrutarla.

Como gota de aguamiel os dejo varios momentos que me han gustado sobremanera:

«Tu sonrisa debería poder recetarse en la Seguridad Social.

—El teatro es mejor que la vida.
—Si está bien escrito, sí».

Y ¡Que tengamos suerte! está bien escrita.

Bravo.

http://www.corraldealcala.com/temporada/ficha.php?id_obra=651