miércoles, 13 de junio de 2018

Metáforas y cosas de esas*

«Soy  preciso,  y  hablo  un  lenguaje  que  usted  entiende».
 
«Si  nosotros  no  publicásemos  esos  libros,  los  jóvenes  españoles  tendrían  que  seguir  leyendo  a  Baroja».
 
«—¿Cómo  se  titula?
Tres.
—¿Cómo?
Tres.
—Ya  es  raro».
 
«—El  conocimiento  de  un  poliedro  permite  conocer  todo  lo  referente  al  resto  de  los  poliedros.  Pero  una  persona  viva  no  se  parece  en  nada  a  otra  persona  viva».
 
«Un  hombre  es  como  un  árbol.  Le  nacen  muchas  ramas,  cada  una  apunta  a  un  lugar  del  cielo,  a  una  estrella,  si  usted  quiere.  Tantas  estrellas  como  ramas,  y  esa  es  la  vida,  esperar  alcanzarlas  todas.  Pero  cuando  la  meta  es  una  sola,  todas  las  otras  ramas  sobran,  y  hay  que  cortarlas».
 
*El  título  y  el  contenido  pueden  leerse  en  Off-side,  Gonzalo  Torrente  Ballester,  Orbis,  Barcelona,  1984.

viernes, 8 de junio de 2018

LOMCE  nuestra  que estás  en los cielos

A  Isabel  Ayuso


Con  los estándares  de aprendizaje,
indicadores,  rúbricas, no logro
encontrar  la ilusión.  Son un ogro
amargo  y con exceso  de equipaje.

Más  ligeritos  para un mejor  viaje.
A  ver  si encuentras  algo más con ogro.
Da  igual.  Aprende que  la rima buena
no  necesita  nunca maquillaje.

Indicadores  del ogro (qué  susto).
Profe  de lengua  quiero ser.  ¡Arrea,
que  hay un  global de  mates en la  sopa!

Sabed  que sarna  no pica con  gusto.
La  educación,  ejem, es lo  que dura.
Vivan  la lengua  y la literatura.

(Guillermo)

miércoles, 6 de junio de 2018

martes, 5 de junio de 2018

Yo todas las mañanas me olvido de lo que he escrito*

«Dámaso  Alonso  batió  el  récord  recitando  de  memoria  los  1.091  versos  de  la  primera  parte  de  las  Soledades,  de  don  Luis  de  Góngora,  ante  el  asombro  de  todos».

«A  principios  de  marzo,  invitado  por  el  Ateneo  Guipuzcoano  de  San  Sebastián,  Federico  emprende  un  breve  viaje  a  la  capital  donostiarra,  y  el  día  7  pronuncia  en  dicho  Ateneo  su  conferencia  sobre  el  Romancero  gitano,  y  charla  con  el  poeta  Gabriel  Celaya,  a  quien  ya  conocía  de  la  Residencia  de  Estudiantes  y  a  quien  aconseja  que  domine  la  forma.  Federico  juzgaba  necesario  en  ese  momento  volver  a  la  forma  estrófica,  y  decía  siempre  a  los  jóvenes  poetas  que  se  le  acercaban:  "No  puedes  ser  poeta  hasta  que  no  hagas  sonetos.  Debes  dominar  el  soneto,  y  no  permitas  que  el  soneto  te  domine  a  ti"».

El  verso  son  palabras  de  Lorca  recogidas  en  esta  entrañable  biografía: 
García  Lorca,  José  Luis  Cano,  Destino,  Barcelona,  1974.
Los  dos  fragmentos  también  son  de  dicho  libro. 
Hoy  se  cumplen  120  años  de  su  nacimiento.

jueves, 31 de mayo de 2018

Mi lenguaje no está en las palabras*

«Un  solo  poema  mi  libro
un  solo  poema  son  todos  mis  libros
un  poema  mi  vida
mi  vida  y  la  tuya  y  la  de  todos
un  poema,  y  todo  es  vida
todo  eso  y  es  y  ha  sido
un  poema  a  lo  largo  de  años  y  días
cada  época  se  levanta  y  en  todas  las  manos
un  poema  —  tu  vida
y  mi  poema  es  esta  vida:
tu  vida,  mi  vida
un  poema  —  mi  vida,  toda  la  vida».
 
*El  título  y  el  texto  pertenecen  a  Gunnar  Björling.
 
Fuente:  Quince  poetas  finlandeses,  edición  de  Francisco  J,  Uriz,  Amelia  Romero  editor,  Barcelona,  1986.

miércoles, 30 de mayo de 2018

«ESTUDIO  PARA  EL  VIENTO  DEL  VERANO

Anda  con  el  viento  en  sus  cabellos
Amo  su  manera  de  andar
Amo  su  manera  de  andar
con  el  viento  en  sus  cabellos
Amo  la  manera
en  que  el  viento  anda  en  sus  cabellos
y  la  manera  del  viento
de  andar  en  sus  cabellos
La  amo  cuando  anda
Amo  su  manera  de  andar  con  el  viento  en  sus  cabellos
Amo  la  manera  en  que  el  viento  anda  en  sus  cabellos
La  amo
cuando  anda  con  la  manera  de  andar  el  viento  en  sus  cabellos
La  amo  a  ella  y  amo  al  viento
cuando  camina  con  el  viento  en  sus  cabellos
y  la  manera  de  amar  el  viento  sus  cabellos
La  amo  cuando  camina  con  el  viento  en  sus  cabellos»

Claes  Andersson.

Fuente:  Quince  poetas  finlandeses,  edición  de  Francisco  J,  Uriz,  Amelia  Romero  editor,  Barcelona,  1986.