miércoles, 18 de julio de 2018

«Te  buscaré  para  decirte
que  estoy  enamorada  de  la  vida,
que  amo  en  la  angustia
su  labio  que  me  ignora,
busco  sin  cauce  su  dulce  guillotina,
su  espada  de  mil  filos  tajando  mi  oleaje.
 
Amo  la  vida
que  me  pesa  y  me  trasnocha,
con  el  licor  amargo  que  despierta
como  un  hilo  de  bruma  entre  los  sauces,
 
que  amo  su  quiste  roto  de  mandrágora,
la  laguna  de  vidrio  que  naufraga  los  años,
amo  la  incertidumbre  del  musgo  y  del  otoño,
la  ternura  y  el  ácido  que  fluyen.
 
Que  amo  la  vida
a  pesar  de  ese  miedo  cegado  de  vertientes
donde  te  busco,
porque  aún  esquivo  la  muerte
                                                                            y  amanece».
 
 
Un  lugar  para  el  fuego,  Amalia  Iglesias  Serna,  Rialp,  Madrid,  1985.


sábado, 14 de julio de 2018

Kassel no invita a la lógica (y IV)*

«Cuando  me  estaba  despidiendo  para  iniciar  el  descenso  hacia  el  parque  de  Karlsaue  y  allí  poder  continuar  mi  paseo  de  primera  hora  de  la  mañana  y  en  cierta  forma  buscar,  le  dije,  otros  momentos  felices,  ella  me  preguntó  cómo  imaginaba  uno  de  estos.  Absurdamente,  no  supe  qué  contestarle.  Mi  estado  de  euforia  no  paraba  de  avanzar,  pero  no  sabía  qué  decirle  sobre  la  felicidad.  Y  ella  entonces  aprovechó  para  contarme  que  una  vez  había  leído  en  un  libro  que  un  profesor  de  inglés  en  Shanghái  había  preguntado  a  un  alumno  chino  cuál  había  sido  el  momento  más  feliz  de  su  vida  y  el  estudiante  había  dudado  mucho  rato  y  al  final  había  sonreído,  ruborizado,  y  le  había  dicho  que  su  mujer  había  ido  una  vez  a  Pekín,  donde  comió  pato,  y  que  a  menudo  le  hablaba  de  aquel  viaje,  así  que  podía  decir  que  el  momento  más  feliz  de  su  vida  era  el  viaje  de  su  mujer,  cuando  comió  pato».

*Kassel  no  invita  a  la  lógica,  Enrique  Vila-Matas,  Seix  Barral,  Barcelona,  2015.

viernes, 13 de julio de 2018

Kassel no invita a la lógica (III)*

«Me  acordé  de  que  Chesterton  decía  que  había  una  cosa  que  daba  esplendor  a  cuanto  existía,  y  era  la  ilusión  de  encontrar  algo  a  la  vuelta  de  la  esquina».

«Y  hoy  más  que  nunca  necesitamos  otras  voces  porque  las  que  estamos  escuchando  son  pesadas  repeticiones  de  lo  que  venimos  oyendo  toda  la  vida.  Lo  que  nos  conviene  son  ideas  y  una  energía  que  sea  diferente.  Escuchar  a  los  que  formulan  algo  nuevo  y  darles  confianza  y  decirles:  "Ok,  igual  no  acabo  de  entenderte,  pero  creo  en  lo  que  me  propones,  suena  al  menos  diferente"».

«He  observado,  dijo,  que  hablas  en  serio  y  en  broma  al  mismo  tiempo.  Así  es,  dije,  pero  harás  bien  en  tomártelo  todo  en  serio».

*Kassel  no  invita  a  la lógica,  Enrique  Vila-Matas,  Seix  Barral,  Barcelona,  2015.

jueves, 12 de julio de 2018

Writer in residence. Kassel no invita a la lógica (II)*

«Y  luego  traté  de  tocar  con  mis  dos  manos  la  pared  que  pudiera  tener  enfrente,  pero  no  la  encontré.  Di  manotazos,  como  si  fuera  un  pobre  tigre  en  las  tinieblas.  Pensé  que  no  tenía  ya  sentido  avanzar  más,  y  finalmente  me  reí  en  la  oscuridad.  No  mucho  después,  sentí  lo  que  quizás  sienta  el  día  en  que  todo  acabe:  me  sentí  perfecto  fuera  de  este  mundo,  lo  que  al  mismo  tiempo  me  creó  la  sensación  de  haber  captado  la  estructura  interna  de  la  vida,  como  si  un  relámpago  la  iluminase.  Nada  más.  Fue  algo  breve,  pero  de  gran  intensidad.  Ya  sabía  todo  lo  que  tenía  que  saber  sobre  mi  muerte,  aunque  lo  había  olvidado».

*El  título  y  el  párrafo  están  en  Kassel  no  invita  a  la  lógica,  Enrique  Vila-Matas,  Seix  Barral,  Barcelona,  2015.

miércoles, 11 de julio de 2018

Kassel no invita a la lógica (I)*

«Me  acordaba de  aquello  tan  sencillo  y  candoroso  que  se  había  preguntado  Kafka  en  cierta  ocasión:  "¿Será  cierto  que  uno  puede  atar  a  una  muchacha  con  la  escritura?"  Pocas  veces  se  ha  formulado  con  tanta  ingenuidad,  tanta  precisión  y  tanta  hondura  la  esencia  misma  de  la  literatura.  Y  la  tarea  misma  que  Kafka  le  iba  a  fijar  a  la  escritura  en  general  y  a  su  escritura  en  particular.  Porque  contrariamente  a  lo  que  creen  tantos,  no  se  escribe  para  entretener,  aunque  la  literatura  sea  de  las  cosas  más  entretenidas  que  hay,  ni  se  escribe  para  eso  que  se  llama  "contar  historias",  aunque  la  literatura  está  llena  de  relatos  geniales.  No.  Se  escribe  para  atar  al  lector,  para  adueñarse  de  él,  para  seducirlo,  para  subyugarlo,  para  entrar  en  el  espíritu  de  otro  y  quedarse  allí,  para  conmocionarlo,  para  conquistarlo».

Kassel  no  invita  a  la  lógica,  Enrique  Vila-Matas,  Seix  Barral,  Barcelona,  2015.

martes, 10 de julio de 2018

   Pase  lo  que  pase  hay  que  dar  la  enhorabuena  a  este  grupo  de  jugadores  que  ha  demostrado  ser  un  equipo  capaz  de  ilusionar  con  su  buen  juego.  Buena  muestra  de  ello  es  que  Bélgica  ha  conseguido  situarse  entre  las  cuatro  mejores  selecciones  del  mundo  en  este  mundial  de  Rusia  2018.  Y  no  lo  han  dicho  todo. 
   Me  gustaría  rescatar  estas  palabras  de  su  anterior  seleccionador,  que  pueden  encontrarse  en  La  Bible  du  supporter.  The  road  to  Brazil.  Les  diables  rouges.  Éditions  Cannibale,  2014.  Dice  así  Marc  Wilmots:

«Nous  ne  pouvons  plus  nous  retrancher  derrière  l'excuse  que  nous  sommes  une  petite  nation  et  que  nous  manquons  d'audace.  Cette  fois,  nous  allons  tout  mettre  en  oeuvre  pour  y  arriver».
 
«No  podemos  escondernos  tras  la  excusa  de  que  somos  una  nación  pequeña  y  que  nos  falta  audacia.  Esta  vez  vamos  a  darlo  todo  para  conseguirlo».

 
Fuente  de  la  imagen,  con  la  visita  sorpresa  que  le  hizo  el  rey  Philippe  a  los  jugadores  belgas  en  Tubize: http://plus.lesoir.be/161702/article/2018-06-09/visite-surprise-du-roi-philippe-pour-les-diables-rouges-tubize-photos-et-video

lunes, 9 de julio de 2018

«—Yo  soy  más  partidario  de  la  poesía  antigua,  de  la  poesía  eterna.  A  mí, estas  poesías  que  es  igual  empezarlas  por  arriba  que  por  abajo,  no  me  dicen  nada.  A  veces,  esa  es  la  verdad,  me  he  permitido  alguna  licencia,  pero  donde  esté  un  soneto,  un  buen  soneto...»

Café  de  artistas,  Camilo  José  Cela.